IMA Ibérica-Prestima, parte de la multinacional francesa de seguros Inter Mutuelles Assistance (IMA), ha desatado una feroz campaña represiva contra los representantes del comité de empresa por no aceptar un ERTE los recortes y abusos contra la plantilla y defender los derechos de los trabajadores.

Con el claro propósito de crear un clima de terror y parálisis en la plantilla la empresa comenzó con el despido del anterior presidente del comité de empresa, Jamal Kessou, continuó con la planificación de un proceso totalmente fraudulento para conseguir la revocación del comité, dio un paso más con el despido de muchos de los compañeros y compañeras que habían apoyado la pelea contra el ERTE —entre ellos el secretario general de la sección sindical de USO, Carlos Bofi— y, por último, acaba de despedir a Aitzol Arribillaga (CGT), elegido presidente del comité tras la salida de Jamal Kessou.

Para hacerlo no ha dudado en inventar un expediente basado en burdas mentiras. Para la elaboración de este pliego de acusaciones falsas contra Aitzol, todo indica que IMA Ibérica-Prestima ha contado con la inestimable ayuda de la aseguradora vasca Seguros Lagun Aro del grupo Mondragón.

Sindicalistas de Izquierda: ¿Cual es el motivo de tu despido?

Aitzol: Formalmente lo que han preparado es un despido disciplinario, y digo preparado porque han construido un expediente en base a toda una serie de mentiras para ocultar el verdadero motivo del despido, que no es otro que quitar de en medio al nuevo presidente del Comité de Empresa, tras el despido del anterior, por no aceptar los recortes y abusos contra la plantilla y defender los derechos de los trabajadores.

SI: ¿Está aprovechando la empresa la crisis del coronavirus?

A: Como está ocurriendo con tantas y tantas empresas, sobre todo multinacionales, que durante años han estado amasando auténticas fortunas a costa de nuestro trabajo, ahora se les ha presentado la oportunidad, con la inestimable ayuda de los grandes sindicatos CCOO y UGT, de aplicar ERTE en tiempo récord, consiguiendo de esa mantener sus beneficios, e incluso incrementarlos, a costa del Estado, es decir, de todos nosotros. Es lo que ha ocurrido en IMA Ibérica – Prestima, donde trabajaba. Aquí presentaron un ERTE en pleno proceso de desescalada sin ninguna base que reflejara la necesidad de aplicarlo.
De hecho, la propia UGT, que acabó firmándolo, hasta el último día de las negociaciones negó que hubiera causa para un ERTE. Nosotros realizamos cuatro asambleas presenciales para discutirlo y finalmente fue rechazado mediante votación por la plantilla. Sin embargo, después del ERTE la empresa despidió al presidente del Comité de Empresa, Jamal Kessou, y a muchos de las compañeras y compañeros que nos habían apoyado. Posteriormente la empresa impulsó un proceso de revocación fraudulento para echar a los delegados combativos, y tras el mismo, cuando deje de ser delegado, me despidieron fulminantemente. No aceptaban que hubiera delegados y trabajadores que defendieran sus derechos, y empezaron a crear un clima de terror entre la plantilla. Todo esto esta demostrando como los derechos laborales y sindicales se están convirtiendo en papel mojado ante la ofensiva patronal.

SI: Vuestra empresa es una subcontrata, ¿cómo ha influido todo eso en tu despido y en vuestra lucha?

A: En nuestro caso, Seguros Lagun Aro del grupo Mondragón, que es una de las aseguradoras vascas más importantes para la que trabajamos, sospecho que ha jugado un papel muy activo colaborando en mi despido y anteriormente durante el conflicto del ERTE. En ambos casos nuestra empresa nos ha señalado que Lagun Aro amenazaba con no seguir subcontratando nuestros servicios si había conflicto, lo que obviamente era mentira ya que les sale más barato subcontratar los servicios en Madrid que tenerlos en Euskadi. Es evidente que estas empresas, en nuestro caso Sanitas, Mutua Madrileña, Línea Directa o Seguros Ocaso, juegan un papel determinante en el empeoramiento de las condiciones de trabajo de las subcontratas, ya que presionan constantemente para que los servicios sean más baratos y de esa manera pueden obtener mayores beneficios. La subcontratación se ha convertido en el mejor medio de precarizar y hundir las condiciones de las y los trabajadores, y de poder también, como en nuestro caso, laminar los derechos sindicales. Los grandes sindicatos, CCOO y UGT, han sido cómplices de la extensión de esta subcontratación, no solo no combatiéndola sino aceptándola y fomentándola. Si no se enfrenta este grave problema, nuestras condiciones laborales no dejaran de hundirse.

SI: ¿Qué modelo sindical crees que es necesario para frenar esta ofensiva?

A: La ofensiva de la patronal está siendo generalizada gracias, tal y como he dicho antes, al papel de los grandes sindicatos. Una ofensiva que en los próximos meses se va a agudizar. Un buen ejemplo ha sido nuestra empresa, donde la UGT no solo ha colaborado en la firma del ERTE, sino mediante su silencio y pasividad en la revocación del Comité de Empresa y en el despido de delegados y trabajadores. Si la UGT se hubiera mantenido firme junto a los delegados combativos la empresa no podría haber hecho nada de esto. Desgraciadamente al aceptar la lógica de la empresa se han terminado comportando como el departamento de recursos humanos de la patronal.

No hay atajos para frenar esta ofensiva, debemos de aprender de la historia, el único modelo sindical que sirve para defender los intereses de las y los trabajadores, incluso las reformas más básicas, es un modelo sindical combativo, que no tema a la confrontación cuando la necesidad lo exija; un modelo sindical de clase, que explique y defienda el papel que jugamos las y los trabajadores en la generación de toda la riqueza de la sociedad; y un sindicalismo democrático, donde sean los trabajadores mediante asambleas quienes tomen las decisiones acerca de todos los aspectos que les repercutan. Solo así, partiendo de esa base, y extendiendo y unificando las luchas de todos los sectores y territorios es como se puede hacer frente a la ofensiva patronal que estamos sufriendo.

SI: Se nos dijo que se habían prohibido los despidos y que se están tomando medidas para que esta crisis no sea como la anterior, para que no la paguen los trabajadores, ¿qué opinas al respecto?

A: Es evidente que no se han prohibido los despidos. Solo por poner un ejemplo, en IMA Ibérica-Prestima desde que empezó la pandemia ha habido 5 despidos y muchas finalizaciones de contratos fraudulentos, es decir, despidos encubiertos. Lo que hizo el Gobierno al inicio de la crisis fue tratar de poner un parche a toda una red que está diseñada para que los empresarios hagan y deshagan a su antojo. En cuanto a las medidas que supuestamente se están tomando para que la crisis no la paguemos los trabajadores sinceramente no conozco ninguna. Ha habido un desembolso brutal, 200 mil millones de euros, un 20% del PIB aproximadamente, en favor de bancos y multinacionales, y tan solo unos 17 mil millones destinados a las familias más necesitadas. Me parece que vamos a tener que presionar mucho al Gobierno para que no seamos los trabajadores quienes paguemos la crisis.

SI: Eres sindicalista de CGT pero también militas políticamente en Izquierda Revolucionaria ¿Por qué?

A: Bajo el sistema capitalista lo único que nos espera a la humanidad y al propio planeta son guerras, miseria, paro, etc. Es necesario terminar con esta lacra y construir una sociedad en la que el ser humano no explote al ser humano y la naturaleza como una mercancía de usar y tirar, una sociedad sin clases sociales, donde se respeten todas las vidas y la propia naturaleza, una sociedad socialista en definitiva. Y en esa tarea el sindicalismo se queda cojo, es necesario construir una alternativa política decidida que lleve adelante el propósito.


Teoria Marxista

enlaceClasicos