¡Hay que mantener el calendario de huelgas! ¡Esta lucha la vamos a ganar!

El martes 12 de julio los sindicatos que tienen la mayoría en el Comité, y que han boicoteado las huelgas y movilizaciones de la plantilla, firmaron un vergonzoso preacuerdo con la dirección de la empresa que supondrá, por el momento, una reducción salarial cercana al 10%.

Aunque se plantea un pago único de 4.000 euros brutos en 2021, no se consolidará ninguna subida salarial ese año, cuando la inflación cerró en el 6,5%; y en 2022 se plantea un magro incremento del 6%, cuando ya ha alcanzado el 10,2% de inflación en junio, pudiendo empeorar los próximos meses. Se vea por donde se vea, este preacuerdo supone una dura reducción salarial que podría superar el 10%.

Por otro lado, sí se ha conseguido la retirada de la sexta noche, pero no gracias a la inacción de los dirigentes de los sindicatos firmantes y su actitud esquirola, sino gracias a las huelgas y movilizaciones de la plantilla impulsadas por ELA, LAB y ESK. Incluso aquellos aspectos positivos que se han podido conseguir han sido fruto de una acción sindical asamblearia, democrática, de clase y combativa, a la que se han enfrentado sin tapujos UGT y CCOO en connivencia con la dirección de la empresa, la patronal y el Gobierno vasco. Un boicot completamente impotente ya que cientos de sus afiliados se han sumado de forma entusiasta a la huelga.

Los compañeros de ELA, LAB y ESK ya han manifestado su rechazo al preacuerdo y han llamado a los trabajadores a continuar con las jornadas de huelga y con la Asamblea de trabajadores abierta que se celebrará el día de mañana. Una Asamblea que debe decidir sobre dicho preacuerdo, a mano alzada, como se ha hecho siempre en los conflictos obreros, y a la que deberían acudir los sindicatos firmantes a defender el mismo. Desgraciadamente no parece que vaya a ser así, y por eso han decidido que se vote en un referéndum el lunes 18. ¡¡Ni siquiera tienen la decencia de dar la cara!!

La lucha de Mercedes ha sido un autentico ejemplo de combatividad y determinación. 6 días de huelga que han paralizado completamente la factoría, manifestaciones masivas con miles de trabajadores y sus familias. Un ejemplo que ha despertado todas las alarmas de la patronal, del PNV y del Gobierno vasco, pero que también ha sido una inspiración para cientos de miles de trabajadores que ven como sus condiciones de vida y salarios se hunden día a día. Por eso mismo han puesto toda la carne en el asador para detener esta lucha, contando con la sumisa colaboración de UGT y CCOO.

¡Esta lucha se puede ganar!! ¡Hay fuerza para ello! La huelga de Mercedes se puede convertir en el aglutinante de numerosas movilizaciones que ya están estallando en diferentes empresas de Araba y del conjunto del sector del metal, también en lucha por su Convenio y por salarios dignos que suban de acuerdo con el IPC. Hay que continuar la batalla, llamar a las auxiliares a sumarse a la lucha, y convocar de nuevo un calendario contundente de huelgas en el metal de Araba. Por este camino, ¡sí podremos torcer el brazo de la patronal!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas