· Malek, 30 años, estudiante de derecho y trabajador en el departamento financiero de Oxfam:
“El ejército dice a los huelguistas que están hundiendo la economía, pero para los trabajadores la economía siempre ha estado hundida… No limitamos nuestro concepto de democracia al establecimiento de elecciones libres… tan importante como esto es saber que las elecciones pueden ser manipuladas por aquellos con dinero y poder, incluso en las mejores circunstancias”.

· Khaled Ali, activista defensor de los sindicatos independientes y de las lucha obreras:
“Una vez que los trabajadores entraron en la plaza Tahrir el 3 de febrero, la amenaza de aislamiento de los jóvenes terminó. La policía desapareció y el ejército se negó a atacar… Sólo ahora que los trabajadores reivindican justicia económica, somos tachados de alborotadores” .

· Una de las demandas políticas impulsadas por los trabajadores es la destitución de gerentes y miembros de los consejos de administración de las empresas, vinculados al régimen y al capital internacional. Josep Sfakianakis, economista del banco saudí Fransi, dice con preocupación a este respecto: “La corrupción estaba totalmente extendida en Egipto. No podías hacer negocios sin verte envuelto en acuerdos corruptos. Si se comienza a señalar a todo el mundo que participaba de la corrupción, toda la comunidad empresarial se verá afectada”.

Otros ejemplos extraídos de la prensa que muestran el protagonismo de la clase obrera y del tipo de reivindicaciones que defienden:

· ‘Los trabajadores de la Banca egipcia trabajan, pero insisten en sus reivindicaciones’, Marwa Hussein, Ahram Online, 20/02/2011:
“La mayor parte de los trabajadores de la banca cuestionan a los cargos directivos y las amplias diferencias salariales. Muchos empleados acusan a los directivos de los bancos de nepotismo y corrupción. La primera respuesta del Banco Central fue cerrar todos los bancos durante una semana, decisión criticada por los empresarios y clientes. Los empleados fueron requeridos para designar comités de 10 a 20 miembros para comunicar sus demandas al Banco Central de Egipto. Los empleados del Banco Misr, el segundo más grande de Egipto, ya han designado a sus negociadores, rechazando la exigencia del Banco Central a designar gerentes administrativos para representarles”.

· ‘Los periodistas de los medios estatales exigen un cambio en su dirección’, Tamim Elyan, Daily News Egypt, 21/02/2011:
“Exigimos que el Consejo Militar cambie a los dirigentes de los periódicos y revistas ya que han convertido estas instituciones nacionales en algo de su propiedad para defender sus propios intereses” dice Abdel Gawad Abu Kap, periodista en la revista Sabah El-Kher. “Los medios egipcios han ido desde la extrema derecha a la extrema izquierda para conciliarse con la revolución”, añadió… De acuerdo con Hamamou, el gerente  Saraya [editor jefe del diario Al-Ahram] trató de sacar cajas llenas de documentos fuera del edificio del Al-Ahram el viernes… Se rumoreaba que los documentos incluían correspondencia entre Saraya y los editores de otros periódicos estatales con Mubarak… “Formamos un comité para inspeccionar la cajas pero no encontramos nada que condenara a Saraya, así que la cajas fueron enviadas a la autoridad administrativa”.

· ‘Los trabajadores del coque van a la huelga’, Center for Trade Union and Workers Services, 20/02/2011:

“3.000 trabajadores de la empresa de coque [combustible obtenido de la destilación de la hulla] Tibeen, en Helwan, empezaron una huelga a las tres de la tarde de hoy. Los huelguistas exigen la renuncia del presidente de la empresa y de los contables responsables de deteriorar las condiciones de la empresa. También piden su parte de los beneficios e incentivos que la dirección de la empresa (…) se niega a darles a pesar de haber obtenido beneficios (…) Los huelguistas quieren investigar las violaciones financieras y administrativas de la empresa (…) También critican la transferencia de todos los beneficios de la empresa a la compañía principal sin que se haya tratado de mejorar las condiciones de los trabajadores (…) Sus exigencias son las siguientes (…) poner a funcionar la sección de amoniacos de la fábrica de fertilizantes de cara a ahorrar las millones de libras gastadas para importar amoniaco del exterior, cubrir el déficit de trabajadores en las distintas ramas de producción, no asignar trabajo a las contratas de carga y transporte y que recaiga sobre los cargadores de la empresa”.

· ‘Arqueólogos demandan empleo a tiempo completo y el fin de la corrupción’, Daily News Egypt, 17/02/2011:
“Docenas de arqueólogos se reunieron frente al Consejo Superior de Antigüedades en Zamalek pidiendo empleo a tiempo completo (…) ‘Trabajamos para negocios privados que son contratados por el Ministro para restaurar estas antigüedades’ dice Mohamed Nassar (…) ‘En vez de contratar a instituciones privadas, por qué Mr. Zahi Hawas no nos contrata para que podamos trabajar para el país”.

· ‘Una delegación de la Federación Independiente fue al Consejo Militar’, Center for Trade Union and Workers Services, 22/02/2011
“Una delegación de la Federación Egipcia de Sindicatos Independientes acudio al Alto Consejo Militar hoy a las 8:30 p.m. para presentar una protesta urgente contra la elección de Ismail Fahmy, tesorero de la Federación Egipcia de Sindicatos [sindicato del régimen], como ministro de Recursos Humanos”.

 


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas