Primera derrota de Milei. La “ley Ómnibus” retirada, pero los ataques continúan
La impostura de PSOE y Sumar ante el genocidio sionista
Más de 300 personas en la inauguración del Espacio Rosa Luxemburgo
V. I. Lenin (1924-2024). Retrato de un revolucionario
Genocidio en Gaza: el pueblo palestino solo puede contar con la solidaridad internacionalista
Centenario de Lenin. Los artículos, tesis, manifiestos y trabajos teóricos del líder bolchevique en 1917
Guerra en Ucrania. Washington se enfrenta a una derrota sin precedentes
Documento de perspectivas mundiales aprobado en el III congreso de Izquierda Revolucionaria Internacional
¿Por qué Izquierda Revolucionaria?
III Congreso de Izquierda Revolucionaria Internacional. Hoy más que nunca, ¡socialismo o barbarie!
210406 13
210406 13

banner


El pasado 27 de noviembre, tras anunciar un mes antes que padecía cáncer, ha fallecido la gran novelista madrileña Almudena Grandes. Almudena deja un extensa obra que da vida a una realidad conscientemente ocultada por la dictadura, los represores y sus intelectuales orgánicos, y que ella recupera de una forma brillante y sentida. A través de todas sus novelas, Almudena ha preservado el legado de millones de represaliados y represaliadas por el franquismo , de los que acabaron en las cunetas, de las que sufrieron el hambre, las violaciones, los rapados al cero, el aceite de ricino, de todas aquellas que se rebelaron contra la lacra del machismo. Ha recuperado sus historias, que son las de nuestras madres y abuelas, que lucharon contra la opresión, la pobreza y las miserias de una sociedad injusta.

Su obra más monumental al respecto fue la serie de libros “Episodios de una guerra interminable”, donde en cinco novelas (Inés y la alegría, El lector de Julio Verne, Las tres Bodas de Manolita, Los pacientes del doctor García y La madre de Frankestein) relata los duros años de la posguerra, el hambre, el terror de la dictadura, la lucha política por la libertad. 

Almudena Grandes no sólo deja su obra, sino también su compromiso político, defendiendo los derechos sociales y democráticos de los trabajadores y de la mujer, en su combate decidido contra la derecha. A Almudena nunca le tembló la voz a la hora de denunciar su carácter putrefacto y totalitario. En su último artículo en El País titulado “Mujeres”  denuncia a las que hoy son herederas y nostálgicas de aquellos sombríos años, como Cayetana Álvarez de Toledo o Isabel Díaz Ayuso. 

Desde Libres y Combativas y el Sindicato de Estudiantes queremos decirte: descansa en paz Almudena, que la tierra te sea leve. Gracias por tu obra, tu compromiso social y por tu lucha. Seguiremos peleando por acabar con la impunidad del franquismo, por la justicia y la reparación a todas las víctimas de la dictadura, y por un feminismo que acabe con la lacra del machismo y el capitalismo.


banner

banner

banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas