¡No a la nueva Ley de Política Lingüística y no a los recortes del Govern!

El pasado mes de marzo los y las profesoras y estudiantes catalanas protagonizamos jornadas de lucha históricas en defensa de la educación pública.

Hemos sido decenas de miles los que hemos dicho al Govern ERC-Junts y al Conseller d’Educació Josep Gonzàlez-Cambray: ¡Basta ya de recortar la educación pública! ¡Basta ya de aceptar las imposiciones antidemocráticas de los tribunales franquistas contra el catalán en las escuelas! ¡Cambray dimisión!

Éxito apabullante de la huelga del profesorado

El 15, 16 y 17 de marzo, y el 29 y 30, decenas de miles de profesores fueron a la huelga convocada por USTEC-STEs, CCOO, Intersindical CSC, CGT, UGT, ASPEPC-SPS y USOC y nutrieron las manifestaciones de docentes más grandes de la última década. Hay que remontarse a las movilizaciones contra la LOMCE[1] y la LEC[2] para encontrar una huelga tan masiva y tan contundente.

Aunque el desencadenante de la misma ha sido el adelanto del calendario escolar en una semana por parte de la Conselleria, la realidad es que la magnitud de este movimiento y su combatividad solo puede explicarse como respuesta a años de recortes y privatizaciones, destrucción de la enseñanza pública y precarización de las condiciones laborales del profesorado, donde más del 40% son interinos.

Nos hemos encontrado ante un movimiento desde abajo, con miles de profesoras y profesores organizando la huelga en sus centros de estudio y desbordando a sus dirigentes sindicales. De hecho, muchos de estos dirigentes apostaban por alcanzar un acuerdo de mínimos con Conselleria que justificara la desconvocatoria de la huelga. Pero la negativa de Cambray, de ERC, a hacer ninguna concesión sustancial y su insultante desprecio público al profesorado, ha alimentado la rabia y la lucha.

El martes 15 centenares de escuelas e institutos amanecían con pancartas en defensa de la educación pública y contra los recortes. Miles de profesores participaron en los piquetes informativos y cortes de carretera. Ese día, más de 60.000 profesores se manifestaron hasta el Departament d’Educació, y decenas de miles en las siguientes jornadas de huelga y movilizaciones en numerosas localidades catalanas.

23M: Miles de estudiantes en las calles codo con codo con las y los profesores

La semana siguiente una gran huelga educativa vació las aulas en defensa del catalán y contra la sentencia antidemocrática del TSJC que impone un 25% de castellano en las escuelas. El Sindicat d’Estudiants, junto al SEPC, sacó a miles de estudiantes a las calles, con las y los profesores convocados por USTEC-STEs, Intersindical CSC y COS en defensa de la lengua catalana y por la república.

Pero como hemos señalado desde el Sindicat d’Estudiants y Esquerra Revolucionària, nuestra crítica no puede limitarse al TSJC. Es necesario señalar al Govern y al Conseller d’Educació de ERC, cómplices del retroceso del catalán con sus recortes a la educación pública y la cultura, y que en la práctica han terminado acatando la infame sentencia del 25%.

Así lo demuestra la reforma de la Ley de Política Lingüística pactada por ERC, Junts, PSC y los Comuns abriendo la puerta a que el castellano pueda ser lengua vehicular en la enseñanza. A pesar de intentar vender esta reforma como un ardid legal para evitar aplicar la sentencia del 25%, la realidad es justo la contraria: abre la puerta a poner fin al modelo de inmersión lingüístico catalán, una conquista histórica de la clase obrera castellano parlante en la Transición. El escándalo ha sido tal que Junts, después de apoyarla, se ha desmarcado de forma completamente oportunista.

El Govern ERC-Junts vuelve a dar la espalda al movimiento popular que luchamos por la república catalana, y asume y normaliza la represión a los derechos democráticos del pueblo de Catalunya. Solamente podemos confiar en nuestras propias fuerzas, que como hemos demostrado en estas movilizaciones son muchas.  Sólo la movilización en las calles, incluyendo la desobediencia masiva y colectiva a la sentencia del TSJC, permitirá lograr una educación pública de calidad, feminista, laica y en catalán.

Els carrers seran sempre nostres! Cambray dimissió!

 Notas:

[1] Ley Educativa promovida por el exministro del PP José Ignacio Wert, que planteo españolizar a las y los alumnos catalanes.

[2] Llei d’Educació de Catalunya, aprobada por CiU, ERC y PSC, y que supuso un salto en la privatización de la escuela pública catalana.


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas