“Es fundamental organizarse, no te puedes quedar aislado en tu casa”

Los pasados días 20, 21 y 22 de abril tuvo lugar en Rivas Vaciamadrid el I Congreso de Víctimas del Franquismo, organizado por la Federación Estatal de Foros por la Memoria y por el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid.
Alrededor de 300 asistentes venidos desde todos los puntos del Estado, incluso a escala internacional, pudimos profundizar a lo largo de estos tres días en los distintos aspectos del trabajo del movimiento memorialista a través de las actividades y sesiones programadas; talleres sobre el derecho a la verdad, derecho a la reparación y derecho a la justicia, testimonios directos de las víctimas de la represión franquista o mesas de debate acerca de temas como “las víctimas del franquismo hoy”, “la represión como designio” o “la persecución”, en las que participaron historiadores, profesores, juristas, escritores, etc. También hubo espacio para las comunicaciones presentadas por los asistentes, así como para una asamblea de activistas y asociaciones memorialistas en la que las organizaciones asistentes pudimos abordar las necesidades y tareas más urgentes, así como los retos del movimiento memorialista. Como colofón a este I Congreso de Víctimas del Franquismo realizamos una concentración en demanda de lo que fueron las señas de identidad de este evento: “Verdad, justicia y reparación para las víctimas del franquismo”.
La Fundación Federico Engels y el Sindicato de Estudiantes, organizaciones que han dedicado en los últimos años una atención especial a la defensa de la Memoria Histórica, participaron en las actividades, y con un stand de materiales políticos. En el marco de la organización de este I Congreso realizaron una entrevista, que publicamos a continuación por su interés, a Jose María Pedreño, presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria.

Fundación Federico Engels.— ¿Qué labor ha desarrollado hasta ahora la Federación Estatal de Foros por la Memoria Histórica? ¿Cómo surgen los movimiento en defensa de la Memoria Histórica y cuál ha sido su evolución?
José María Pedreño.— Nosotros pertenecemos a una organización que está trabajando en el contexto de un movimiento social que surgió con mucha fuerza hace aproximadamente una década, a partir de que se empezasen a hacer las exhumaciones de fosas de ciudadanos demócratas asesinados por el fascismo en el Estado español. Aunque si hablamos del movimiento memorialista habría que retroceder mucho más allá porque había muchas personas trabajando desde hace muchos años. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, a los presos políticos, que cuando salían de la cárcel durante el franquismo ya se asociaban entre ellos. Cuando llegó esta situación que tenemos ahora, de “democracia”, fundaron y crearon asociaciones con más fuerza, y empezaron a reivindicar derechos que no habían tenido después de haber pasado 10 o 15 años en la cárcel por haber defendido la libertad y la justicia. También llevan muchos años en la lucha los antiguos guerrilleros antifranquistas, que siempre han sido considerados bandoleros, y a pesar de que el parlamento reconoció su condición de combatientes, nunca se ha eliminado de sus expedientes que fueran bandoleros ni nada por el estilo.
Hacia el año 2000 fue cuando se empiezan a hacer exhumaciones de fosas, llevando técnicos de todo tipo (arqueólogos, antropólogos, etc.), con un tratamiento científico. Eso tuvo una repercusión mediática tremenda. Pero no solamente con las exhumaciones de fosas, que consiguieron en el primer momento romper el cerco mediático y que esto llegase a todo el mundo, sino desde el punto de vista también de la divulgación. Esto ha influido en los propios historiadores, que han empezado a investigar y escribir libros. Esto se ha divulgado muchísimo, ha tenido un impacto social tremendo, hasta el punto que ha obligado a que las instituciones del Estado hayan tenido que actuar. No en el sentido que deberían haberlo hecho, o que entendemos que deberían de haberlo hecho, porque la ley de la memoria todos sabemos que para lo que ha servido es para apuntalar lo que fue la ley de amnistía del 77, pero sí para que las instituciones hayan tenido que hacer algo.
FFE.— ¿Qué representa la celebración de este I Congreso de Víctimas del Franquismo?
JMP.— La celebración de este congreso es el colofón de aproximadamente una década de lucha del movimiento memorialista, no solamente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria Histórica, las cosas como son. Vemos el tratamiento que se está dando a otra clase de víctimas en el Estado español. La AVT organiza congresos cada dos por tres. Y de las víctimas del franquismo, que no solamente sometió a todo el pueblo a una situación de falta de libertades tremenda durante todos esos años de opresión, sino que mató a miles, a centenares de miles de personas, resulta que no ha habido ningún congreso.
Hace aproximadamente año y medio, se nos ocurrió que podríamos organizar el primer congreso de víctimas del franquismo. Porque a las víctimas, a las denominadas víctimas del terrorismo, se les está aplicando el derecho penal internacional y están teniendo verdad, justicia y reparación, y además se les indemniza. Sin embargo, a las víctimas del franquismo no se les da esta oportunidad. Pues tendremos que hacer un congreso para reivindicar lo mismo que están dando a otras víctimas.
Desde el punto de vista ideológico hemos aprendido muchas cosas y eso, esa trayectoria, toda esa evolución que ha tenido el movimiento, pensamos que puede darse cita en este congreso y dar un impulso mucho mayor, no solamente a lo que es el movimiento memorialista sino a lo que se está llamando Memoria Histórica en este país.
El congreso tiene que suponer un colofón a esa época de lucha, y lo que va a provocar es que haya un antes y un después. Ese antes de donde hemos ido evolucionando es ya una batalla ganada, y un después donde lo que es la Memoria Histórica no va a poder ser separada del mundo de la política, de cualquier movimiento reivindicativo que hay en este país.
FFE.— ¿Qué representan y significan los movimientos de la Memoria Histórica?
JMP.— La memoria no solamente es llevarse los huesos del abuelo al cementerio, sino que forma parte del bagaje de toda la gente. Es decir, estos señores del PP quiénes son. Es el único partido, junto con la extrema derecha polaca, que en el parlamento europeo votaron en contra de una proposición que se hizo para condenar el franquismo. Además, y en estos momentos, a lo que es el pueblo llano, a las clases populares, se nos está tratando de una forma tan dura, en una situación en la que precisamente los ricos son más ricos que nunca. Entonces ¿qué crisis está habiendo? Esto no es una crisis, sino que se está viendo que lo poco que cedieron en las últimas décadas las élites económicas y los grandes poderes fácticos, lo que están haciendo es volverlo a recuperar y llevándonos a la situación que había previamente. Y eso solamente se le puede explicar a los ciudadanos y a los trabajadores a través de la memoria.
Es fundamental organizarse, organizarse en cualquier cosa, porque tú el problema que tienes no es que seas un parado, sino que eres un trabajador parado, hay seis millones de trabajadores parados y hay muchos más trabajadores así en todo el mundo. Entonces no te puedes quedar aislado en tu casa. Lo que está ocurriendo no es cuestión de buena o mala fe, lo que está ocurriendo es cuestión de que se está desarrollando una lucha contra tu clase. Y estas batallas hay que darlas con mucha inteligencia, porque el enemigo cuando ve peligrar sus privilegios nuevamente, cuando nos organizamos y luchamos contra él, puede hacer en un momento determinado lo que hizo en los años 30, pagar dinero a unos generalotes para que den un golpe de estado y nos masacren. Por eso, cuanto más organizados estemos, cuanto más seamos y mejor sepamos lo que ocurrió, entonces más difícil será que puedan machacar a nuestra gente.


Poesía de Emilia, luchadora antifranquista de 92 años

Emilia García-Moreno Delgado tiene 92 años, fue militante comunista. Bajo el franquismo fue pelada y paseada por Fuencaliente, pueblo de Ciudad Real y durante 14 meses estuvo condenada, con su madre, a la pena de muerte. Su padre fue fusilado el 18 de noviembre de 1939. Conserva plenamente sus facultades mentales y, por supuesto, su memoria histórica. Le gusta reflejarla en poesías, como la que a continuación reproducimos.

Fueron sus padres y abuelos
los que ayudaron a Franco
a conseguir la victoria.
Y los retoños se oponen
a la histórica memoria
a que se abran los archivos
para saber quién mató
a nuestros seres queridos.
Se oponen a toda causa
de libertad y de progreso
que siga como con Franco
un siglo de retroceso.
Mucha iglesia
mucho cura
mucha visita del papa
pero muy poca cultura.
Los libros eran veneno
no los podías ni comprar
solo si los escribía
Don José María Pemán.
A Máximo Gorrizola
Pío Baroja y Federico
los leíamos a escondidas,
como si fuera un delito.
Que son demócratas todos,
dicen sin titubear
y nos llevan al neolítico
con dos elecciones más.


Teoria Marxista

enlaceClasicos