¡Necesitamos un sindicalismo combativo que solo responda ante las y los trabajadores!

En un tiempo récord, y sin tomarse la molestia de convocar asambleas para consultarnos a los trabajadores y trabajadoras afectados – de hecho, no han consultado ni siquiera a sus propios afiliados – los cuatro sindicatos mayoritarios en la empresa (Fasga, Fetico, CCOO y UGT) han aceptado y firmado el Expediente de Despido Colectivo presentado por El Corte Inglés.

Este acuerdo, que los sindicatos firmantes presentan como un gran éxito para los trabajadores, es, a nuestro juicio, un gravísimo ataque a los derechos de la plantilla de ECI, va a desencadenar un ambiente de presiones y coacciones insoportable para conseguir que el mayor número posible de trabajadores y trabajadores acepten “voluntariamente” el despido, y abre la puerta a nuevos expedientes de despido mucho más duros y lesivos para la plantilla.

Si alguien puede estar contento con este acuerdo son los accionistas de ECI. Han dado un gran paso adelante en su proyecto de “amazonizarnos”, es decir, de precarizar sistemáticamente nuestras condiciones laborales para competir con Amazon y plataformas similares a base de recortar costes sociales.

Grandes beneficios para los accionistas y palos para la plantilla

La dirección de ECI ha declarado que estos despidos “no se deben a la coyuntura del covid”, y hay que reconocer que esta vez sí que nos dicen la verdad. Solo faltaría que, después de la masiva inyección de fondos públicos recibidos, la dirección de ECI alegase el Covid como causa de este ERE.

Recordemos que ECI hizo un ERTE para 26.000 trabajadores y trabajadoras; es decir, que durante meses y meses las arcas públicas ( todos los ciudadanos y ciudadanas) nos hicimos cargo de una gran parte de sus costes laborales. Además, el Gobierno aprobó para ECI 1.200 millones de euros de avales del ICO. Y por si todo esto fuera poco, ECI ha solicitado 4.000 millones de euros más para su transformación digital.

Entonces, si no es la Covid ¿qué es lo que justifica los despidos que va a hacer ECI? Desde luego no puede ser la mala marcha de la empresa antes de la pandemia. En 2019, último ejercicio antes de que el confinamiento distorsionase la actividad comercial normal, los beneficios netos de ECI crecieron un 20%, hasta los 310 millones de euros. Pero estas cifras astronómicas deben de parecerles poco a la dirección de la empresa, así que, mediante este plan salvaje de despidos, pretenden hacer crecer aún más sus beneficios sin preocuparse del sufrimiento que están causando.

El mito de los “despidos voluntarios”

Los sindicatos firmantes del ERE intentan vendernos la falacia de que, gracias a su firma, la empresa ha aceptado voluntariedad “como criterio de selección preferente” para el despido colectivo.

Pero el texto del acuerdo no deja lugar a dudas: los sindicatos firmantes han aceptado - sumisamente, sin lucha, y sin contar con los afectados y afectadas - despidos forzosos, cuyo número queda enteramente en manos de la empresa.

La supuesta “voluntariedad” de la que se habla en el acuerdo carece de valor desde el momento en que ECI se reserva el derecho a denegar las bajas voluntarias. Es decir, si el trabajador que solicita la baja voluntaria estaba en la lista de despidos previstos por la empresa, entonces le concederán la baja y dirán que ha sido “voluntaria”. Pero si ese trabajador no era uno de los que la empresa pensaba despedir, le negarán la baja y en su lugar despedirán forzosamente a otro compañero o compañera.

Como era completamente previsible, nada más firmarse el acuerdo la dirección de ECI se ha lanzado a presionar a trabajadoras y trabajadores para obligarlos a que se ofrezcan como bajas “voluntarias”, con la amenaza de que si no lo hacen serán incluidos entre las despedidos forzosos. Estas presiones son totalmente ilegales, y deben ser denunciadas inmediatamente.

Uno de los sindicatos firmantes del Acuerdo (CCOO) llora ahora lágrimas de cocodrilo ante estas amenazas de la empresa. ¿Acaso no se daban cuenta las compañeras y compañeros de CCOO de las consecuencias de lo que tan irresponsablemente firmaron? En cualquier caso, en Sindicalistas de Base nos alegraría mucho que CCOO se decidiese a corregir su error: para frenar esta situación lo más efectivo sería que CCOO retirase su firma del acuerdo y llamase a la plantilla de ECI a luchar por un plan que evite los despidos. Estamos seguros de que, si la indignación de CCOO ante estas presiones es sincera, estarán dispuestos a dar ese paso de forma decidida.

Cheque en blanco para la movilidad funcional y geográfica, y para el cambio unilateral de las condiciones de trabajo

Además de todo lo expuesto, este acuerdo faculta a la empresa a que, hasta el 28 de febrero de 2022, pueda adoptar medidas de cambio de puesto y destino, movilidad geográfica y modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo.

Resumiendo, los cuatro sindicatos firmantes le han dado a la empresa un cheque en blanco, para que puedan hacer con nosotros lo que quieran, ahora y en un futuro. Como la experiencia de otras muchas empresas demuestra, la firma de este ERE abre la puerta a una espiral de deterioro imparable de las condiciones laborales de la plantilla de ECI. La “amazonización” de ECI, consagrada en este acuerdo, solo traerá precariedad laboral, bajos salarios, enfermedades profesionales y más despidos, mientras que los accionistas se harán cada día más ricos.

Desde Sindicalistas de Base creemos que la reconversión a la era digital se puede y se debe hacer sin despidos y sin pérdida de derechos, invirtiendo en personal, cursos de formación, herramientas adecuadas para la transformación y adecuando los salarios al alza. Vamos a seguir luchando por construir en ECI una alternativa sindical que de verdad responda a los intereses de sus trabajadores y trabajadoras.

¡ORGANIZATE Y LUCHA! ¡UNETE A SINDICALISTAS DE BASE!


Teoria Marxista

enlaceClasicos