El viernes 26 y el sábado 27 de agosto quedarán en la memoria de las trabajadoras del SAD como dos fechas fundamentales en su ya larga lucha por un convenio colectivo digno.

Ese día, tras 10 días de huelga indefinida, soportando unos servicios mínimos totalmente abusivos y que impiden en la práctica el pleno ejercicio del derecho de huelga, las trabajadoras del SAD se encontraron con una desagradable sorpresa. Pasadas las doce de la noche del mismo viernes, los dirigentes de CCOO y UGT desconvocaron la concentración prevista para apenas unas horas después y anunciaron apresuradamente que de forma inmediata se celebrarían asambleas para votar la aceptación de la propuesta patronal y liquidar así, de mala manera, la huelga.

Por supuesto, ni CCOO ni UGT se dignaron comunicar a las trabajadoras los términos de la propuesta patronal. Todo un aviso de sus verdaderas intenciones: someter a las trabajadoras a un verdadero chantaje, amenazando con que si no se aceptaba la propuesta de las empresas las trabajadoras estarían condenadas a una congelación salarial indefinida.

Con apenas unas horas de antelación, a pesar de que los locales de las asambleas ya habían sido reservados el día anterior, CCOO y UGT anunciaron cinco asambleas, que se realizarían a las 17:30 h del viernes, en las que sería necesario presentar en la entrada el DNI y la última nómina, avisando, además – algo nunca visto en una asamblea de trabajadores – que las puertas se cerrarían a las 18 h y no se permitiría entrar a nadie a partir de esa hora.

Como muy bien explicaba el comunicado de la Plataforma de Auxiliares del SAD, auténticas representantes, junto al Colectivo de Trabajadoras SAD, del sentir de las trabajadoras del sector:

“Una asamblea de trabajadoras en la que se cierran las puertas a una hora determinada y ya no se permite entrar a nadie más. Una asamblea en la que se quiere aprobar una propuesta que permanece en el más oscuro de los secretos. ¿Qué clase de democracia es esta? ¿Cuál es el verdadero objetivo de esta asamblea?

“Nosotras no hemos hecho diez días de huelga indefinida para acabar tragando las exigencias empresariales. ¡Tenemos la fuerza para conquistar un convenio digno y lo vamos a conquistar!

“Por eso rechazamos esta convocatoria precipitada y antidemocrática de CCOO y UGT. No vamos a aceptar, encerradas bajo presión en una sala cerrada, el chantaje de la patronal.

Por eso, os llamamos a todas a acudir masivamente a las asambleas de esta tarde y votar un rotundo NO al chantaje patronal.”

Las trabajadoras del SAD derrotan la maniobra de la patronal, CCOO y UGT. ¡La lucha sigue!

En los diez días de huelga indefinida quedó demostrada la enorme fuerza y unidad de las trabajadoras y el enorme apoyo social que tiene la huelga, un apoyo que crece día a día. La huelga es un completo éxito y por eso la patronal quiso acabar con ella a toda prisa. Y desgraciadamente, los dirigentes de CCOO y UGT, aceptaron jugar el vergonzoso papel de rompehuelgas que la patronal les había asignado.

Pero, para sorpresa y estupefacción de los dirigentes de CCOO y UGT, las trabajadoras del SAD les dieron en las asambleas una verdadera lección de sindicalismo de clase, combativo, democrático y asambleario. La propuesta patronal fue rechazada mayoritariamente y las trabajadoras, a pesar de los desprecios y las amenazas veladas de los dirigentes sindicales, decidieron continuar la huelga hasta conseguir un convenio justo.

El sábado 27, convocadas por la Plataforma de Auxiliares del SAD, se celebró una nueva asamblea, pero esta vez, en contraste radical con las “asambleas” convocadas por CCOO y UGT, se trató de una auténtica asamblea de las trabajadoras, donde todas las opiniones fueron escuchadas y tenidas en cuenta, y dónde entre todas se decidió un plan para continuar la lucha, aumentando su contundencia y haciendo un llamamiento a toda la clase trabajadora y a la sociedad asturiana a apoyarla.

En el comunicado emitido por la asamblea se detallan las acciones del plan para la semana del 29 de agosto. La acción más importante es la manifestación que se celebrará el sábado a las 12 h en Oviedo, desde el Ayuntamiento hasta la Consejería de Bienestar Social. Desde Izquierda Revolucionaria y Sindicalistas de Izquierda hacemos un llamamiento a la clase trabajadora y la juventud asturiana a acudir masivamente, así como a dar apoyo activo al resto de las acciones previstas.

Un paso importante para la clase trabajadora de todo el Estado español

Esta victoria de las trabajadoras del SAD no solo es importante para ellas mismas. En los últimos meses cientos de miles de trabajadoras y trabajadores de todos los sectores y de todos los territorios del Estado han visto gravemente lesionadas sus condiciones salariales y laborales por culpa de los convenios miserables y a la baja firmados por CCOO y UGT.

En ocasiones, como ocurrió en el Metal de Cádiz, esas firmas se hicieron con nocturnidad y alevosía y bajo el amparo de las tanquetas de las fuerzas represivas del Estado. En otras, como en el Metal de Cantabria, los dos grandes sindicatos hicieron un frente común con la patronal para presentar un ultimátum a los trabajadores y trabajadoras: o aceptáis este convenio, u os quedáis como estáis y sin subida salarial quién sabe por cuántos años.

Es cierto que ya ha habido ocasiones, como ocurrió con el Convenio Estatal de Atención a la Discapacidad, en la que la presión desde debajo de las trabajadoras obligó a CCOO a retirar su firma de un preacuerdo de convenio – con unas condiciones de auténtica vergüenza – que ya estaba firmado con la patronal y UGT.

Pero la lucha del SAD es la primera en la que no solo se echa atrás las propuestas indignas de la patronal, CCOO y UGT, sino que las propias trabajadoras, agrupadas en torno a la Plataforma de Auxiliares del SAD y el Colectivo de Trabajadoras SAD, toman inmediatamente en sus propias manos las riendas de la lucha. Estas compañeras son un gran ejemplo del camino que toda la clase trabajadora debemos seguir para hacer frente a la ofensiva desatada por la patronal contra nuestras condiciones de vida. Ellas han demostrado en los hechos lo que tantas veces hemos gritado en las calles y en las plazas: ¡SI SE PUEDE!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas