Ainoa Murcia, estudiante en el IES Joanot Martorell de Valencia, es una más de tantos y tantos estudiantes golpeados y maltratados por la policía en los alrededores del IES Lluís Vives. Ainoa está organizada en el Sindicato de Estudiantes. Aquí nos cuenta su experiencia y opiniones. Desde el Sindicato de Estudiantes seguimos exigiendo la dimisión de Paula Sánchez de León (delegada del Gobierno), del jefe de policía de Valencia (Antonio Moreno) y del ministro del Interior (Jorge Fernández Díaz), así como la retirada de todos los cargos a los jóvenes detenidos.

El Militante.— ¿Cómo fue la agresión policial?
Ainoa Murcia.— El día 20 de febrero por la tarde estaba en casa estudiando y a través de las redes sociales pude ver decenas de vídeos de lo que estaba ocurriendo, así que decidí ir a apoyar a los compañeros. Los policías cargaron contra mí dos veces esa tarde, pero creo que contar una es bastante para dar un ejemplo de cómo fueron esas acciones injustificadas. Un grupo de unos 15 nacionales iba andando por la calle Xátiva, esquina con San Vicente Mártir, en dirección hacia el Lluís Vives, y varios jóvenes íbamos tras ellos con la intención de grabar todo lo que estaba sucediendo. Sin previo aviso y sin ninguna provocación por nuestra parte, el grupo de policías dio un giro de ciento ochenta grados y se abalanzaran sobre nosotros, cargando contra todo aquel que se encontraba en su camino. Yo estaba justo detrás de ellos, en el momento en el que se dieron la vuelta, y al verlos venir me quedé paralizada. Un policía empezó a pegarme con la porra y a los pocos segundos se unieron otros dos más, intenté huir pero me cogieron y me arrastraron hacia la puerta de un garaje, entonces empecé a gritar para que alguien me viese, y tal vez fue casualidad o no, pero cuando los policías vieron una cámara grabando su actuación me soltaron.
EM.— Los mandos policiales, y el propio ministro de Interior, han negado que hubiera agresiones de la policía, añadiendo que las víctimas fueron los policías, agredidos por jóvenes violentos. ¿Qué tienes que decir?
AM.— Respecto a las declaraciones de estos individuos, cabría preguntarles ¿qué es para ellos una agresión? Las imágenes recogidas durante esos días muestran claramente cuál fue la forma de proceder de la policía, y también tenemos los informes médicos que certifican las agresiones que recibimos. Si fuera cierto que ellos fueron los agredidos, ¿dónde están las imágenes, informes médicos o testigos que lo certifiquen? ¿Puede alguien creer que un estudiante o cualquier persona de la calle puede agredir a un policía completamente equipado con chaleco, casco, porra, escudo e incluso pistolas de pelotas de goma? Además, el día 20 de febrero cualquier persona que anduviera por la calle Xátiva pudo llevarse su porrazo a casa totalmente gratis, ya fuera adolescente, anciano, discapacitado, etc., así que a nadie le hizo falta autolesionarse.
Todas estas declaraciones me parecen una vergüenza, ya que nos tratan como idiotas negando lo innegable.
EM.— ¿Qué situación llevó a tantos jóvenes a manifestarse, incluso a pesar de la represión policial?
AM.— Fue precisamente la represión policial, sumada a la degradada situación de los centros educativos. Tras su actuación, sobre todo el día 20, quedaron al descubierto las formas que emplea el Estado y, en este caso particular, el gobierno valenciano, para silenciar a aquellos que no están de acuerdo con su política y que quieren denunciar la verdadera situación existente. 
La represión brutal que recibimos impulsó a más y más gente a tomar la calle, demostrando que no podrán callarnos por miedo.
EM.— ¿Qué tienen que ver la lucha contra los recortes educativos, el intento de criminalizar a los jóvenes valencianos, y la reforma laboral y el resto de ataques que se están produciendo?
AM.— Todo eso forma parte de las medidas que está adoptando el gobierno del PP dirigidas a minar la fuerza de la clase obrera y también la de los estudiantes, hijos de trabajadores. Pretenden que seamos nosotros los que carguemos con todo el despilfarro que se han permitido tanto el gobierno del PSOE como el del PP, malgastando los fondos públicos y regalándoselos a la banca, en lugar de emplear ese dinero en mejorar los salarios, las pensiones, las ayudas, etc.
Mientras ellos mantienen sus intereses y beneficios ahogan a la clase obrera obligándola a soportar todo el peso de la crisis capitalista. Quieren mantenernos bajo control porque saben que la clase obrera es el motor de la sociedad y nos tienen miedo, si la clase obrera despierta y se propone derribar el capitalismo tiene la fuerza suficiente para hacerlo.
EM.— El 29 de marzo se realizó una impresionante huelga general en todo el Estado. Tú estuviste en el piquete de la cochera de S. Isidro, de la EMT valenciana, y en otros, junto a tus compañeros del Sindicat d’Estudiants. Cuéntanos esa experiencia.
AM.— La verdad es que fue una experiencia increíble, pudimos comprobar la autoridad que hemos alcanzado entre los trabajadores. Nos ven como un apoyo firme de la lucha de la clase obrera y están muy abiertos a escuchar nuestras ideas ya que su lucha y la nuestra es realmente la misma. Además, unos compañeros de Metrovalencia nos llamaron para pedirnos que acudiéramos a su cochera, ya que estaban saliendo algunos esquiroles, y esto también es una clara muestra de la autoridad que está ganando el Sindicat d’Estudiants entre los trabajadores. Por supuesto, ver que los trabajadores nos toman como una organización muy seria y nos tienen en cuenta nos anima muchísimo a continuar con la lucha.
EM.— También estás organizada en la Corriente Marxista El Militante. ¿Por qué?
AM.— Porque es la única organización que conozco con un verdadero programa marxista, que no sólo se basa en la teoría sino que también sale a la calle para difundir sus ideas y defender la lucha de la clase obrera, y que además ofrece una alternativa al capitalismo.


Teoria Marxista

enlaceClasicos