Al calor de un impresionante paro de actividades académicas, una combativa manifestación ha recorrido el centro de Valencia, acabando bajo la enorme bandera republicana lucida por la fachada del Ayuntamiento. Un millar de estudiantes ha acudido a la cita del Sindicat d’Estudiants para exigir la derogación de la LOMCE y el 3 + 2, si bien las consignas también han mostrado su oposición al pacto PSOE-Ciudadanos, al PP, a la corrupción, a los banqueros, a la monarquía, y al sistema capitalista.

La manifestación ha sido muy animada, en parte por la destacada participación de los Iaioflautes Valencians, que nos han saludado varias veces con breves discursos llamando a la lucha de la clase obrera. También hemos contado con la participación y el saludo de compañeros de la FAPA-L’Horta Sud (que con tanta fuerza nos apoyan una y otra vez), de FAPA-Valencia, y de CCOO-Ensenyament.
La movilización acabó con un saludo de Izquierda Revolucionaria, con el mítin de Isabel Aguilar, coordinadora del Sindicat d’Estudiants (que llamó a organizarse para continuar la lucha), y con la lectura de un comunicado de apoyo a los refugiados. También se realizó una potente colecta para seguir autofinanciando la organización.

Un grupo de estudiantes de Alzira, localidad de la provincia valenciana, ha venido con nosotros. En Alzira están organizando el Sindicat d’Estudiants con mucho ímpetu, ayer dieron una rueda de Prensa para denunciar las trabas de varias direcciones de instituto a la huelga, y entregaron 140 firmas en el Ayuntamiento a favor de una moción, exigiendo al Gobierno la derogación de la LOMCE. En el momento en que se escribe esta crónica, la tarde del jueves 14, los compañeros continúan la lucha con una asamblea-concentración en la plaza principal.

También en Orihuela y Callosa de Segura, en el sur alicantino, se han producido manifestaciones combativas. En la primera de ellas una cuarta parte de los asistentes ha dado sus datos para seguir construyendo el Sindicat d’Estudiants.

En Valencia y Orihuela, se harán sendas reuniones de valoraciones de la lucha mañana, con un punto central: cómo seguir construyendo nuestra organización.


Ni las trabas de directores reaccionarios, ni las maniobras del rectorado de la Universidad de Valencia (prohibiendo el derecho de huelga y denigrando al Sindicat), han impedido el éxito de una huelga, ayer y hoy, casi total en los institutos, y muy significativa en la Universidad, demostrando que cuando los jóvenes nos organizamos y luchamos somos imparables.


Teoria Marxista

enlaceClasicos