¡Basta ya de defender a los especuladores y reprimir a los que luchamos!

Desde la primera hora de la mañana del 2 de septiembre la policía acordonó la zona del gaztetxe de Errotxapea (Iruñea) para desalojarlo, con la intención de proceder a derribar el edificio cuanto antes. Varios cientos de jóvenes se concentraron para defender el gaztetxe del barrio frente a este cordón. La policía no dudo en cargar contra la protesta disparando pelotas de goma a la altura de la cabeza y a deteniendo a 6 jóvenes, identificando alrededor de 40 y dejando heridos a su paso. El mismo día se organizó por la tarde una nutrida manifestación.

El ayuntamiento de Iruñea, en manos de UPN, ha dejado muy claro que el objetivo es derribar las naves industriales donde se encontraba el Gaztetxe y construir viviendas. En la nota de prensa declaraba: "El desalojo esta mañana de una nave ocupada (…) va a permitir completar el desarrollo urbanístico de la zona con la creación de una nueva manzana de viviendas. El inmueble se encuentra junto a un almacén propiedad del Ayuntamiento de Pamplona". Se trata de otra operación especulativa para los capitalistas del negocio de inmueble, cuando especialmente para los jóvenes de la clase trabajadora el precio de la vivienda es imposible.

Para la derecha y los defensores de este sistema el cierre de los Gaztetxes tiene un objetivo claro, que va más allá del negocio: evitar que haya espacios donde la juventud pueda organizarse y politizarse hacia posiciones revolucionarias. Este fue el objetivo de cerrar el gaztetxe de Maravillas (2018 en Iruñea), otros muchos por toda Euskal Herria, y ahora Errotxapea.

Desde Ezker Iraultzailea e Ikasle Sindikatua queremos mostrar todo nuestro apoyo y solidaridad a los jóvenes que han levantado y defendido el gaztetxe, y a los que han sido detenidos. La represión policial no podrá detener la movilización y la lucha.


Teoria Marxista

enlaceClasicos