Tohil_Delgado_1237"La lucha continúa, y desde el Sindicato de Estudiantes la impulsaremos con todas nuestras fuerzas" El Militante.— Las movilizaciones estudiantiles han tenido un alcance multitudinario. ¿Cómo las habéis valorado y qué opinas de la actitud del Ministerio de Educación y del ministro Wert?
Tohil Delgado.— Los jóvenes de enseñanza media en todo el Estado han tomado con las dos manos el llamamiento a la movilización hecho por el Sindicato de Estudiantes. El seguimiento de la huelga del 5, 6 y 7 de febrero y la participación en las manifestaciones han sido impresionantes: dos millones de jóvenes han vaciado las aulas, más de 200.000 han acudido a las más de 120 manifestaciones del 6 de febrero, y decenas de miles de padres, profesores y jóvenes apoyaron las manifestaciones unitarias al día siguiente por la tarde. Como siempre, la actitud del gobierno y del ministro Wert ha sido hacer oídos sordos al clamor de la calle.
Lo más importante es que los estudiantes, junto a los profesores y nuestros padres, a las Mareas Verdes de todo el estado, hemos ganado la batalla de la opinión pública, colocando en el centro del debate una contrarreforma educativa que pretende devolvernos a los años de la dictadura franquista. Una reforma que se hace a medida de las elites económicas, que expulsará del sistema educativo prematuramente a decenas de miles de estudiantes, que abrirá la puerta a la privatización masiva, al aumento de las tasas académicas, y que hará imposible a las familias trabajadoras que sus hijos puedan realizar estudios superiores.
EM.— ¿Cuál entiendes que debe ser el siguiente paso para derrotar la LOMCE?
TD.— La debilidad y el aislamiento del Gobierno del PP y su Ministerio de Educación nunca han sido más grandes. Por eso desde el Sindicato de Estudiantes creemos que, tras el éxito de las dos semanas de lucha estudiantil (la de octubre y ahora en febrero), es el momento de extender la movilización y hacerla aún más fuerte. Sin duda, el siguiente paso debería ser una huelga de 72 horas convocada en esta ocasión por los sindicatos del profesorado (CCOO, UGT, STEs y CGT), la CEAPA y los estudiantes. Toda la comunidad educativa debe golpear de manera unitaria desde la enseñanza infantil hasta la universidad, juntos y al mismo tiempo, llamando a la población a demostrar en la lucha, en la calle y en los centros de estudio, que no aceptamos esta ley franquista que supondrá la destrucción de nuestro derecho la enseñanza pública.
EM.— En estos días la derecha mediática ha arreciado en su campaña contra el Sindicato de Estudiantes y contra ti personalmente. ¿Cómo interpretas esta ofensiva?
TD.— A cada lado que mires surgen luchas con la participación de cientos de miles de jóvenes y trabajadores oponiéndose con determinación a las políticas de un gobierno al servicio de banqueros y grandes poderes económicos. Ante esta movilización masiva, la derecha mediática sólo es capaz de contraponer calumnias y mentiras para criminalizar a quienes no nos quedamos en casa conformándonos “con lo que nos ha tocado vivir” y a las organizaciones que luchamos en defensa de los derechos sociales. Estos medios de comunicación en poco se diferencian de los periódicos falangistas de la dictadura a la que tanto añoran.
Desde el Sindicato de Estudiantes hemos señalado que las noticias sobre el escándalo de la supuesta financiación ilegal del PP y los sobresueldos a sus máximos dirigentes, son un buen ejemplo de la podredumbre de la derecha y del propio sistema capitalista. Es la doble moral de un gobierno que sólo sabe recortar, atacar y pedir sacrificios a la mayoría de la sociedad, mientras que sus dirigentes tienen salarios de más de tres millones de pesetas mensuales y se suben el sueldo un 22% en los años de crisis como ha ocurrido con el presidente del Gobierno Mariano Rajoy. Ante estos hechos, desde el Sindicato de Estudiantes pedimos la dimisión en bloque de un Gobierno completamente deslegitimado, y para lograrlo pensamos que la izquierda y la dirección de CCOO, UGT y del resto de organizaciones sindicales, deben dar un paso al frente para convocar una huelga general que exija esa dimisión y la elección de un gobierno de izquierdas que eche atrás todos los ataques que en doce meses ha llevado adelante el PP. El ataque frontal desde estos medios al Sindicato de Estudiantes, las mentiras e insultos que vierten también contra mí, son reflejo del enorme respaldo que la huelga estudiantil ha tenido en los centros de estudio, y del apoyo a nuestras ideas entre la juventud y entre amplios sectores de la población y de los trabajadores.
EM.— El Sindicato de Estudiantes es una organización juvenil revolucionaria, anticapitalista y que lucha por transformar la sociedad. ¿Piensas que los jóvenes deben participar en política? ¿Cómo hacerlo, qué programa hay que defender?
TD.— Si la política se deja en manos de los mismos que sólo miran por el bien de los grandes empresarios y corporaciones multinacionales ya sabemos lo que sucede. Lo que hace falta es que la política sea determinada por la gente corriente, por los jóvenes y trabajadores y no por cuatro banqueros y millonarios. Como jóvenes, mañana pasaremos a tener los problemas del resto de la clase trabajadora. Por eso es también necesario organizarse políticamente, defender un programa verdaderamente socialista que luche contra las injusticias del capitalismo, en beneficio de la mayoría de la sociedad. Que haga posible que la democracia esté presente en el día a día y no cada cuatro años; que garantice que la riqueza generada entre todos los trabajadores sea puesta a la disposición democrática de la mayoría de la población y no de gobiernos que actúan como las juntas de administración de los intereses de los grandes poderes económicos y financieros. Por eso yo también estoy organizado en la Corriente Marxista El Militante, y llamo a todos los jóvenes a unirse a nosotros para lograr un futuro digno, una vida que merezca la pena vivir, con derecho a una enseñanza y una sanidad públicas, sin desempleo, sin desahucios, sin opresión, sin represión, algo que es incompatible con el sistema capitalista.


Teoria Marxista

enlaceClasicos