El 25 de mayo, se demostró en las urnas lo que ya habíamos visto antes en las calles. El PP está en minoría absoluta. Es un gobierno que ha perdido la poca legitimidad que tenía. Este gobierno que quiere imponernos figuras tan reaccionarias como la monarquía, es el mismo gobierno que quiere aprovechar los cuatro días que les quedan hasta que les echemos para destruir por completo la educación pública. Pretenden aprobar nuevos recortes de 43.000 millones de euros en los tres próximos años que saldrán de la educación pública, a través de la implantación del copago, es decir la privatización del bachillerato y la FP, y de la supresión de la universidad pública eliminando el sistema general de becas y reemplazándolo por préstamos bancarios. Lo que quiere este ministro es continuar con el camino empezado ya con la LOMCE, y que culminará con la expulsión de cientos de miles de jóvenes del bachillerato y la universidad, para convertir la enseñanza en un lujo al alcance sólo de las familias acaudaladas. Una reforma de la enseñanza clasista y elitista, en contra de las familias trabajadoras.

ruda prensa hg oct2014

Por eso desde el Sindicato de Estudiantes llamamos a la rebelión educativa contra este gobierno que nos ha declarado la guerra. Llamamos a la rebelión de los profesores, los padres y los estudiantes, y a que se sumen a la huelga general de 72 horas que convocamos para el 21, 22 y 23 de octubre. Además hacemos un llamamiento para que desde el primer día del curso organicemos en las aulas esta rebelión con de asambleas y encierros en todos los centros de estudio.

Para golpear con toda la fuerza que el movimiento de la Marea Verde ha demostrado tener, debemos seguir el ejemplo de los trabajadores del barrio obrero de Gamonal, el de los barrenderos de Madrid o el de los trabajadores de Coca-Cola que acaban de conseguir doblegar a esta gran multinacional, que el ERE sea declarado nulo y que los trabajadores despedidos sean readmitidos. Por eso, queremos que esta huelga no sea sólo de estudiantes, sino de padres y profesores también, y emplazamos a los dirigentes de CCOO, UGT, STEs y CEAPA a que dejen de mirar hacia otro lado, y a que abandonen la oposición retórica a Wert. Es el momento de un frente unido de padres, profesores y estudiantes contra el ministro de las privatizaciones y del fracaso escolar. Esto no se puede consentir

¡Todos a la huelga el 21, 22 y 23 de octubre!
¡No a la privatización del Bachillerato y la FP!
¡No a las contrarreformas franquistas!
¡Universidad pública y gratuita!
¡No a los créditos bancarios, si a las becas!
¡Wert dimisión!


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas