¡No a la privatización del bachillerato y la FP! ¡Queremos becas, no hipotecas!

Después de la aprobación de la LOMCE, el ministro Wert, ha continuado con su plan de destrucción de la educación pública, anunciando la implantación del copago en el bachillerato y la FP, es decir la privatización de todo lo que no sean etapas obligatorias. En la universidad, donde parecía difícil poner más medidas clasistas para expulsar a los estudiantes de las familias más humildes, se ha planteado la supresión de las becas para cambiarlas por préstamos bancarios. Esta propuesta, que ha salido de la boca de la multimillonaria secretaria de Estado de Educación, Monserrat Gomendio, significa acabar simple y llanamente con cualquier oportunidad de poder estudiar para un joven de familia obrera. El recorrido ha sido muy claro: primero elevar las tasas a niveles prohibitivos, después restringir el acceso a becas para los más humildes y por último quieren ¡eliminarlas por completo!
Esta medida busca también garantizar un suculento negocio para la banca. Los mismos banqueros que se han hecho ricos mientras la mayoría de la sociedad se empobrecía, los mismos que desahucian a familias en paro, serán los grandes beneficiaros de esta nueva estafa. Quien quiera estudiar tendrá que tener dinero o aceptar hipotecarse, como ya ocurre en otro países como EEUU, donde las familias se hipotecan de por vida para poder enviar a sus hijos a la universidad y así tratar de darles la oportunidad de una vida mejor.
Lo que quiere este ministro es continuar con el camino empezado ya con la LOMCE, y que culminará con la expulsión de cientos de miles de jóvenes del bachillerato y la universidad, para convertir la enseñanza en un lujo al alcance sólo de las familias acaudaladas. Una reforma de la enseñanza clasista y elitista, en contra de las familias trabajadoras.

El Sindicato de Estudiantes llama a la comunidad educativa a la movilización

Por eso desde el Sindicato de Estudiantes llamamos a la rebelión educativa contra este gobierno que nos ha declarado la guerra. Llamamos a la rebelión de los profesores, los padres y los estudiantes, y a que se sumen a la huelga general de 72 horas que hemos convocado para los días 21, 22 y 23 de octubre. ¡Es el momento de golpear fuerte! ¡Hay que empezar el curso luchando con todas las fuerzas! Por eso hacemos un llamamiento para que desde el primer día del curso organicemos en las aulas esta rebelión con asambleas y encierros en todos los centros de estudio.
Para golpear con toda la fuerza que el movimiento de la Marea Verde ya ha demostrado en multitud de ocasiones, debemos seguir el ejemplo de los barrenderos de Madrid, de los vecinos de Gamonal, de la Marea Blanca y de los trabajadores de Coca Cola. ¡Ellos han demostrado que sí se puede ganar al PP! Sus luchas son el espejo en el que nosotros nos miramos. Por eso, para llevar a cabo una lucha contundente que nos lleve a expulsar a este ministro tan odiado y acabar con los ataques a la educación pública, queremos que esta huelga no sea sólo de estudiantes, sino también de padres y profesores. Con este objetivo, el de fortalecer la lucha y el de dar un cauce de expresión al enorme descontento y ganas de luchar que existe en la comunidad educativa, insistimos en que los dirigentes de CCOO, UGT, STEs y CEAPA tienen que dejar de mirar hacia otro lado, y abandonar la oposición retórica a Wert. Es el momento de un frente unido de padres, profesores y estudiantes contra el ministro de las privatizaciones y del fracaso escolar. Esto no se puede consentir.


banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas