¡Fuera la derecha del Parlamento y de las calles!

A la AfD le gusta presentarse como un partido antisistema que quiere dar voz a los ignorados y hacer frente a los "viejos partidos". Al hacerlo, aplica un discurso incendiario en interés del capital: está a favor de abolir los impuestos sobre la herencia y el patrimonio, en sus filas hay representantes organizados de las empresas y la aristocracia y ha sido apoyado desde el principio por las capas más reaccionarias de los ricos y poderosos de este país.  A pesar de que el ala social-demagógica de la AfD está actualmente en aumento, sigue siendo un partido anti obrero del capital.

El siguiente artículo analizará en particular la corriente del anarcocapitalismo dentro de la AfD, y mostrará hasta qué punto esta corriente dirige sus círculos y está involucrada en los negocios y en otros partidos burgueses.

¿Qué significa anarcocapitalismo?

El anarcocapitalismo es una ideología que quiere minimizar el Estado y abolirlo a largo plazo. El término fue acuñado por Ludwig von Mises (junto con Friedrich August von Hayek, el representante más importante de la llamada Escuela Austriaca), quien asumió la consigna marxista de la "anarquía del mercado" y proporcionó una utopía adecuada para satisfacer sus intereses económicos, como hijo de una adinerada familia aristocrática y destacado asesor económico que era. En esta supuesta utopía, el libre mercado reina sin restricciones. Las fronteras estatales y nacionales son abolidas y dan paso a los territorios de las corporaciones. En consecuencia, la policía estatal sería reemplazada por ejércitos privados y servicios de seguridad, las corporaciones administrarían prisiones privadas y los habitantes de los respectivos territorios serían juzgados de acuerdo con su valor como mano de obra esclava de las compañías –lo que imposibilitaría organizar sindicatos o campañas de solidaridad entre los trabajadores.

El anarcocapitalismo es, pues, la idea de un capitalismo totalitario distópico, un dominio absoluto e inmutable de las élites.

Radicalismo de mercado dentro de la AfD

Lo anteriormente expuesto no son meras fantasías extraídas de comentarios de videos reptilianos de YouTube, sino aspiraciones serias de algunas de las personas más ricas e influyentes de Alemania. Uno de estos protagonistas es Markus Krall, director general de Degussa Goldhandel desde septiembre de 2019. El nombre de la compañía tiene una larga historia: Degussa y algunas de sus subsidiarias, como Degesch, obtuvieron grandes ganancias durante la dictadura nazi, por ejemplo, procesando oro dental robado a los prisioneros de los campos de concentración o suministrando el mortal Zyklon B, que se utilizó para gasear a más de un millón de personas.[1]

img
Markus Krall, director general de Degussa Goldhandel desde septiembre de 2019. El nombre de la compañía tiene una larga historia: Degussa y algunas de sus subsidiarias, como Degesch, obtuvieron grandes ganancias durante la dictadura nazi.

En 2006 Degussa pasó a llamarse Evonik Industries e históricamente no tiene nada que ver con Degussa Goldhandel, de la que Krall es director general. Sin embargo, August von Finck Junior,[2] la 172ª persona más rica del mundo, con una fortuna estimada en ocho mil millones de dólares, pagó dos millones de euros en 2010 por los derechos del nombre "Degussa", situándose así voluntariamente en la tradición de estos crímenes nazis.

El CEO de Degussa, Markus Krall, también defiende sus posiciones políticas en público: ha escrito varios libros sobre un futuro colapso, que pronosticó en 2020. En "La revolución burguesa" predice que habrá un levantamiento en el que Antifa y los islamistas tratarán juntos de construir "su" sociedad y que tendrá entonces que realizarse una contrarrevolución que implementará un programa que incluye la abolición del sufragio universal, reemplazado por la elección de un rey electo de por vida, pero sin los votos de todos aquellos que reciben algún tipo de prestación estatal como Hartz IV (sistema de subsidios para desempleados) o  Bafög  (beneficios estatales para jóvenes pobres que estudian o realizan un aprendizaje), ni de los trabajadores de las empresas subvencionadas por el Estado.

Por absurdas que suenen estas tesis, no son, sin embargo, un obstáculo para invitar a Krall a hablar de su plan de derrocamiento en toda una serie de eventos y medios de comunicación: en 2019 en el grupo parlamentario de la AfD Schleswig-Holstein[3]; en 2020 en el Congreso Kopp de la editorial derechista Kopp Verlag; en el Junge Freiheit[4]; en cajas de ahorros (cadena alemana de bancos llamada "Sparkassen") o en la Fundación Friedrich Naumann, cercana al FDP. Sus ideas anarcocapitalistas tienen por tanto un gran atractivo, pero son particularmente eficaces en la AfD.

Otro representante del anarcocapitalismo, Tomasz Froelich (antiguo asistente de Jörg Meuthen, portavoz de la AfD), moderó un debate entre Markus Krall y Jörg Meuthen en el Parlamento Europeo en2020[5]. Froelich, ahora portavoz de prensa de la AfD en el Parlamento de la UE y vicepresidente de las juventudes de la AfD, se implicó con el Instituto Mises, un think tank neoliberal y anarcocapitalista que comparte domicilio con la sucursal de Degussa en Múnich (Promenadenplatz 12). Desde entonces se ha confirmado que el propietario de Degussa, Finck, financió indirectamente varios eventos de la AfD por un importe de al menos 100.000 euros, y que su empresa fue uno de los principales proveedores del oro que la AfD ofrecía en ocasiones en su tienda, reforzando así su base financiera durante los primeros años.

La AfD y la ideología del radicalismo de mercado están directamente conectadas, lo cual también es evidente entre los altos cargos: dos de los asistentes de Meuthen, Tomasz Froelich y Dominik Hennig, dirigieron una revista "anarcocapitalista" por la que recibieron el Premio Roland Baader, un importante reconocimiento para destacados representantes de la ultraliberal Escuela Austriaca.

Alice Weidel –una de las dos candidatas del partido para las elecciones nacionales de este año– trabajó a su vez como analista en Goldman Sachs en 2005/6 y posteriormente escribió una tesis doctoral sobre el sistema de pensiones chino, en la que proponía la privatización y los recortes de las pensiones. Beatrix von Storch, Alice Weidel y Peter Boehringer también aparecen en la lista de miembros de la Sociedad Hayek. En enero, ya se produjo la segunda ola de dimisiones de la sociedad debido a la falta de demarcación con la AfD.[6]

¿Qué hacer con el capitalismo y la AfD?

La ideología ultrarreaccionaria del anarcocapitalismo y de los autodenominados “libertarios” es un ataque general al movimiento obrero y a las ideas socialistas. Encarna el sueño imposible de un completo aplastamiento de la organización de la clase trabajadora y el final definitivo de la lucha de clases desde abajo. Esta distopía está representada sobre todo por el sector más reaccionario de la burguesía. Por este motivo, las tendencias anti obreras y partidarias radicales del mercado han estado firmemente arraigadas en la AfD desde el nacimiento del partido y toda una serie de millonarios y multimillonarios lo han respaldado desde el principio: August von Finck; el constructor Christian Krawinkel, que donó 100.000 euros; el multimillonario de Duisburg Henning Conle, que financió el partido desde sus orígenes y mantuvo reuniones secretas con sus principales representantes, o Folkard Edler, un armador y millonario de Hamburgo considerado el "financiero alemán de la Nueva Derecha".

img
Muchos millonarios y multimillonarios han respaldado la creación y desarrollo de la AfD desde el principio.

Así pues, no es de extrañar que esta misma corriente haya sido decisiva en la construcción de la AfD, y al mismo tiempo se base en hacer un frente con los sectores más atrasados de la pequeña burguesía y la clase media para incitar a los desclasados contra los inmigrantes mediante el fomento del racismo.

Esta colaboración muestra claramente la mentira que subyace detrás de la demagogia social de dirigentes de la AfD como Höcke. ¡Aquellos que quieran liderar la lucha por salarios más altos, trabajo para todos y una sociedad socialista en interés de la clase obrera deben luchar contra la AfD y el capitalismo! Pero esta lucha sólo se puede ganar si nos organizamos. ¡Por eso os instamos a discutir con nosotros y a organizarse y luchar bajo la bandera del marxismo!

 

[1] Cómo creció Degussa con los nacionalsocialistas

[2] August von Finck Junior, por supuesto, no obtuvo todo su dinero por medio de su propio trabajo, sino que lo heredó. Su padre, August von Finck Senior, fue uno de los primeros admiradores de Hitler, era miembro del Partido Nacionalista Obrero Alemán (NSDAP) desde 1933 y participó en la reunión secreta del 20 de febrero de 1933 en la que varios industriales decidieron un fondo electoral de 3 millones de Reichsmarks para el NSDAP. Hitler le recompensó posteriormente con la "arianización" de los bancos judíos, lo que permitió a los Finck hacerse con la banca privada de Viena de la familia Rothschild. La bárbara historia del clan Finck se remonta al siglo XVIII, pero la dejaremos de lado aquí.

Pincha aquí para ir al articulo completo 

[3] Video: Diálogo con el Dr. Markus Krall

[4] "Libertad Joven", semanario de política y cultura fundado en 1986, de corte ultraconservador y nacionalista. (N del T) ​

[5] Munich Business Talks 2012

[6] La disputa de la AfD destroza la sociedad liberal de Hayek


Teoria Marxista

enlaceClasicos