Galería de fotos y vídeos

El V Encuentro estatal de Libres y Combativas será una experiencia difícil de olvidar. El 25 de febrero más de 120 mujeres llegadas de todos los rincones del Estado e invitadas internacionales nos reunimos en Madrid para debatir sobre la lucha del movimiento feminista, reafirmarnos en la defensa de un feminismo anticapitalista y de clase, prepararnos para el 8M y, por último pero no menos importante, celebrar los primeros seis años de historia de nuestra organización. La reunión comenzó, como no podía ser de otra forma, denunciando la brutal ofensiva desatada por la judicatura fascista y la derecha franquista contra la ley del Solo Sí es Sí y la claudicación (una vez más) del PSOE ante la reacción política y mediática. En la resolución aprobada en el Encuentro lo dejamos claro: aunque nos quieran amedrentar, no daremos ni un paso atrás en los derechos que hemos arrancado con la lucha en las calles.

En casi 40 intervenciones, estudiantes, trabajadoras, activistas del movimiento LGTBI, pensionistas y colectivos en lucha, debatimos sobre el incremento dramático de las violaciones y los asesinatos machistas, el ataque continuado a nuestros derechos reproductivos, la necesidad de una asignatura de educación sexual en el sistema educativo y sobre cómo combatir a una extrema derecha cada día más envalentonada y a un aparato del Estado que no duda en utilizar todos sus sucios mecanismos –como la infiltración policial y la violencia sexual institucionalizada– contra la izquierda combativa y los movimientos sociales.

Una vez más, la voz de las mujeres trabajadoras, precarizadas y golpeadas por la explotación capitalista, resonó por toda la sala.

La lucha obrera tiene rostro de mujer

A pesar de las contadas mejoras legislativas en el terreno de la mujer, las mujeres de la clase obrera vivimos una realidad dura, muy dura, y arrastramos un sufrimiento despreciable. Tras casi cuatro años de Gobierno PSOE-UP, quienes nos ahogamos en barrios de asfalto y cemento, a quienes nos atemoriza volver solas a casa después de salir de currar, o quienes sufrimos por un futuro incierto y hacemos malabarismos con nuestros sueldos, no estamos notando cambios sustanciales en nuestras vidas. Y los testimonios que escuchamos desde el estrado así lo corroboran.

Carmen Caballero, portavoz de la Plataforma de Pensionistas de Móstoles, recordó su batalla incansable por las pensiones públicas dignas mientras se continúa privatizando el sistema. Carmen Crespo, de las Kellys de Barcelona, nos envió un saludo donde decía: “seguimos luchando contra la externalización, pero también por perder el miedo”. Como ya es habitual en nuestras reuniones, las trabajadoras del SAD volvieron a dar una lección de combatividad. María del Mar Jiménez de la Plataforma Madrileña de Sociosanitarias en Atención a Domicilio nos contó de primera mano la precariedad que sufren. Después, Ana García, portavoz del SAD de Asturias, nos relató la organización de las trabajadoras asturianas contra las multinacionales del sector y la burocracia sindical, el impacto de su huelga indefinida y todo lo que han aprendido en estos meses de dura lucha.

Por supuesto, la defensa de unos servicios públicos y de calidad marcó nuestro encuentro. Brindamos un reconocimiento enorme a las trabajadoras y trabajadores de la sanidad pública madrileña que están protagonizando una rebelión contra los planes privatizadores de Díaz Ayuso. Unas políticas destructoras que no solo se quedan en el terreno sanitario, sino también en muchos otros como el del taxi. Estela Guzmán, del Taxi de Madrid en Lucha, denunció la uberización y levantó una exigencia clave: que se deje de gobernar para los grandes monopolios.

Si hay una lucha que en estas últimas semanas nos ha llenado de inspiración ha sido la de las dependientas de Inditex. Una huelga que ha señalado directamente a la multimillonaria Marta Ortega y que ha arrancado una importantísima victoria, empezando por A Coruña y extendiéndose al resto del Estado. Recordamos este ejemplo en repetidas ocasiones porque, en un momento donde nos intentan desmoralizar y amedrentar, las trabajadoras de Inditex han demostrado que la lucha siempre paga.

Queremos también aprovechar estas líneas para agradecer a las compañeras de Madres contra la Represión y a Elena Ortega, veterana activista social de Vallecas, los saludos que nos hicieron llegar. El grito de ¡feministas antifascistas! volverá a inundar las plazas este próximo 8 de marzo.

Las luchas de las mujeres obreras a nivel internacional también estuvieron muy presentes en la reunión, desde Francia y Gran Bretaña hasta Perú.

El feminismo que ni se resigna ni se rinde

Otro de los aspectos al que dedicamos una atención especial en nuestro Encuentro fue nuestra posición clara e inequívoca por la abolición de la esclavitud sexual. Las feministas revolucionarias no aceptamos la teoría del mal menor, no buscamos embellecer la explotación capitalista ni asumimos que lacras como la prostitución, la pornografía y los vientres de alquiler son inevitables y que, por tanto, se trata de regularlas.

La intervención que proyectamos de Nadja Habibi, militante de Offensiv en Hamburgo, fue clara al respecto. En Alemania la prostitución es legal, hay cerca de 400.000 prostitutas, de las cuales el 85% son mujeres migrantes. El gran negocio que esto supone para el lobby proxeneta –que tiene conexiones directas con políticos, banqueros, empresarios y el propio Estado alemán– contrasta vivamente con la pobreza que viven las víctimas de esta forma extrema de violencia patriarcal. Así que no, desde el punto de vista de la clase obrera no hay forma de humanizar la violación de mujeres vulnerables a cambio de dinero.

El feminismo es la lucha contra todo tipo de opresión. Por eso estuvo muy presente en el Encuentro la lucha por los derechos LGTBI y de la comunidad trans. Tuvimos la suerte de contar, un año más, con la participación de Mar Cambrollé, presidenta de la Plataforma Trans y activista histórica, que arrancó una ovación cerrada con sus palabras. Si hoy hay una Ley Trans aprobada en el Congreso ha sido gracias a la determinación, lucha y valentía de todas las personas trans, que no solo se han tenido que enfrentar a los defensores de la España, una, grande y libre sino también a una campaña tránsfoba vomitiva dirigida por el PSOE y sectores del “feminismo” institucionalizado.

 Tratar de confundir al movimiento feminista, hablar del “borrado de mujeres” y otras tonterías que da vergüenza reproducir, no es un despiste. Es una estrategia política para eliminar de la ecuación que la lucha por nuestra emancipación es la lucha de todas, todos y todes contra el sistema capitalista. Tenemos un mensaje para quienes promueven este discurso tan parecido al de Vox y Hazte Oír: no conseguiréis dividirnos.

Con un dolor y rabia inmensos, aprovechamos el Encuentro para recordar a Iván, un chico trans de 12 años que se suicidó en Sallent hace pocos días, víctima de la transfobia y el bullying. Nuestro mejor homenaje: seguir peleando por los derechos trans y por poder ser quienes realmente somos.

Nuestra reunión trascendió las fronteras. Precisamente porque la lucha por nuestros derechos es internacional, nos emocionamos enormemente con el saludo que las compañeras de Libres y Combativas de México nos hicieron llegar. La Marea Verde latinoamericana y nuestras hermanas al otro lado del Atlántico nos inspiran día a día. Diana Rato y Vânia Sanhá de Livres y Combativas en Portugal trajeron con ellas las luchas de las mujeres trabajadoras portuguesas, la bandera del feminismo antirracista y cómo se están preparando para el 8M. Recibimos un caluroso y fraternal saludo desde Alemania de la mano de Jarla Sgries, quien en pocos minutos desmontó el mito de la supuesta “Europa feminista”, relatando la opresión, violencia económica y sexista que también sufren las mujeres del centro y del norte del continente.

6 años de historia, 6 años de guerra contra el sistema

La sesión que inauguramos por la tarde fue un momento muy especial para todas nosotras. Celebramos los primeros años de historia de Libres y Combativas recordando las grandes batallas que hemos dado, los debates ideológicos que hemos protagonizado, las huelgas estudiantiles, las manifestaciones de masas, cada reunión, asamblea y conferencia que hemos organizado y, por supuesto, las grandes victorias del feminismo anticapitalista, de clase y revolucionario.

Nuestra historia es la historia de una rebelión impulsada por millones de mujeres trabajadoras y jóvenes en el Estado español. Desde las pequeñas acciones hasta las grandes huelgas generales feministas de 2018 y 2019, Libres y Combativas hemos hecho todo lo que ha estado en nuestra mano para impulsar este movimiento maravilloso al máximo y sacar a relucir su carácter anticapitalista. El primer paro lectivo en defensa de los derechos de las mujeres en 2017, huelgas estudiantiles contra la sentencia de la Manada, por la educación sexual y cinco años consecutivos paralizando las clases el 8M. La campaña Justicia para Paz en Asturias, las protestas contra la LGTBIfobia o cada pancarta desplegada los 25 de noviembre.

Estamos convencidas de que si nuestros primeros seis años han sido así, los próximos que están por llegar serán todavía más impresionantes. El sistema no está hecho para que ganemos nosotras. Pero en base a nuestra lucha y a la organización consciente, podremos conquistar la igualdad y la justicia que nos merecemos.

Con las pilas más que cargadas y con una firme confianza en el futuro, encaramos la recta final de la convocatoria de la huelga estudiantil feminista del 8M y nos preparamos para las batallas que están por venir. Recogiendo el grito del SAD: separadas y calladas somos invisibles, pero juntas y organizadas somos invencibles.

Somos muchas, somos fuertes y somos revolucionarias. No tenemos la menor duda de que conseguiremos tumbar el sistema capitalista y construir una sociedad socialista e igualitaria donde podamos ser totalmente libres. ¡Únete a nosotras!

banner

banneringles

banneringles

banneringles

bannersindicalistas

bannersindicalistas